¿Y cuándo el sol se pone? Almacenamiento híbrido y modular de energía basado en baterías

En un era que algunos denominan como la década del almacenamiento, la transición energética confiere a este tipo de soluciones basadas en baterías un papel fundamental. Hasta se podría hablar de que sin almacenamiento no sería viable esa transición en un mundo cada vez más poblado por energías renovables. En ZGR somos conscientes de ese papel fundamental e impulsamos decididamente la innovación en este terreno, que empieza a ser el motor de muchas áreas de nuestra compañía.

En una sociedad que camina, sin prisa pero sin pausa, hacia la transición energética hay una serie de elementos que se configuran como claves. Uno de ellos son los sistemas de almacenamiento de energía. Estos sistemas  están llamados a convertirse en un elemento esencial en el sistema eléctrico del futuro, porque permiten:

  • mejorar la calidad del suministro.
  • asegurar la estabilidad y la fiabilidad de las redes.
  • integrar y aprovechar la energía generada por fuentes renovables.

Sin almacenamiento de energía, la transición energética se convierte en un objetivo difícil de cumplir. El almacenamiento permite adaptar la intermitencia a la que está sujeta gran parte de la generación con energías renovables a las necesidades de consumo. Y permite liberar energía cuando la demanda es alta y guardándola cuando ésta es baja.

Resulta, por tanto, indispensable para disponer de electricidad a gran escala en las nuevas redes descentralizadas, inteligentes y con mayor peso de las energías renovables. Pero también lo es para el avance de conceptos como el autoconsumo o las comunidades energéticas.

El binomio almacenamiento-baterías

En la actualidad, entre todas las tecnologías disponibles, el almacenamiento en baterías es la opción más eficiente económicamente para resolver el reto que plantea una demanda creciente de electricidad con perfiles de consumo diferentes. Estos perfiles tienen que ver con la multiplicación de los vehículos eléctricos. Pero, sobre todo, con la creciente participación en la generación de tecnologías volátiles cuya producción tiene otros sistemas de gestión.

Se estima que las instalaciones de almacenamiento de energía en todo el mundo alcanzarán un acumulado de 358 GW/1.028 GWh para finales de 2030. La clave está en la rápida evolución de la tecnología y de los sistemas de almacenamiento en baterías (Li-Ion), especialmente por el crecimiento del mercado de coches eléctricos.

Por otro lado, las soluciones de almacenamiento también permiten ofrecer servicios más avanzados de regulación, mejorando la gestionabilidad de las plantas eléctricas y su productividad.

ZGR ofrece soluciones de almacenamiento

En ZGR ofrecemos a nuestros clientes innovadoras tecnología de almacenamiento en baterías, combinadas con la gestión de fuentes de energía solar y con sistemas de control y gestión que optimizan su rendimiento. Este tipo de soluciones son claves para la escalabilidad de la energía solar y se apoyan en los elementos que nos definen: fiabilidad, robustez y productividad.

Además, permiten garantizar el suministro en poblaciones aisladas o en instalaciones ubicadas en lugares alejados de las redes eléctricas. Además, ofrecen servicios de regulación de las redes.

«Con sistemas de almacenamientos en baterías se da a la red una mayor capacidad de regulación. ¿Por qué? Porque si yo tengo un repositorio de energía en baterías, cuando hay un problema de ajustes puedo utilizar durante un tiempo la batería», señala Íñigo Segura, CEO de ZGR.

Dos ejemplos pueden ser muy ilustrativos de nuestra apuesta por el almacenamiento de energía.

Almacenamiento para poblaciones aisladas

Viesgo, apoyándose en nuestra innovadora tecnología de almacenamiento, ha desarrollado una solución basada en baterías de litio y en un convertidor que las gestiona para la localidad de San Vicente del Monte. La localidad cuenta con 35 casas, 200 habitantes, dos posadas rurales y un bar de temporada estival situado a media altura de la Sierra del Escudo de Cabuérniga. El aumento de su población es importante en la temporada de verano, por lo que el nivel de consumo eléctrico es irregular.

Dada la orografía y el alejamiento de San Vicente del Monte de grandes núcleos urbanos,  en el caso de sufrir alguna avería en su infraestructura eléctrica se veían abocados a importantes retrasos en el restablecimiento del suministro. Con nuestra solución se ha eliminado el tiempo de corte de suministro, ofreciendo una excepcional calidad del servicio y una gran comodidad para el cliente.

Almacenamiento para estaciones de servicio

El área de servicio de Noguera de Pozoseco en Cuenca es un ejemplo de la situación de muchas estaciones de servicio. Estas instalaciones han ido creciendo hasta que el suministro de la energía necesaria por vías tradicionales llega a ser inviable. Además, el área está ubicada en una localización geográfica particular y no contaba con red de suministro eléctrico. Por ello, debía apoyarse exclusivamente en un grupo electrógeno.

Gracias a nuestra innovadora propuesta tecnológica, el área de servicio dispone ahora de la potencia eléctrica que necesita. La propuesta se basa en tres fuentes de generación de energía: un equipo electrógeno para cubrir los picos de demanda y los días de mínima radiación solar, una instalación fotovoltaica de paneles solares situada sobre el aparcamiento y un conjunto de baterías de almacenamiento. Estas fuentes se gestionan mediante un sistema autónomo programable que optimiza su rendimiento. En resumen una propuesta innovadora, eficiente y rentable.

Nuestra apuesta por el futuro eléctrico pasa por el almacenamiento

En definitiva, el abaratamiento de las baterías derivado de la innovación tecnológica, la integración de la cadena de valor, la electrificación en todos los sectores y los nuevos perfiles de consumo pronostican un crecimiento continuo del mercado del almacenamiento de energía. Muchos expertos hablan de que estamos en la década del almacenamiento y que se trata de una tecnología que cambia las reglas del juego en el sector energético.

Para ZGR, el almacenamiento energético en redes eléctricas distribuidas supone un segmento de negocio muy importante y el motor de gran parte de las áreas de la compañía. Es un segmento en el que llevamos tiempo trabajando y en el que seguimos innovando y llevando a cabo interesantes proyectos piloto. Nuestra apuesta por el futuro eléctrico se apoya en gran medida en el almacenamiento.