Innovación tecnológica y nuevos modelos de negocio ante los desafíos del ecosistema eléctrico español

El sector eléctrico español se enfrenta en la actualidad a asuntos críticos, como la integración del coche eléctrico en las redes de energía, la garantía del suministro doméstico e industrial, la sustitución de los sistemas tradicionales de calefacción por bombas de calor eléctricas, la política de descarbonización de la economía europea o el encaje de las renovables en el ecosistema eléctrico, temas potencialmente generadores de cambios disruptivos.

En el sector de la conectividad digital, la innovación y la inversión tecnológica han permitido un importante desarrollo. Por ejemplo, la mayoría de los hogares y las empresas del país cuenta ya con redes y servicios de banda ancha. 

En cambio, en el sector eléctrico español la evolución no ha sido tan rápida, quizás debido a su carácter crítico para el país. Además, necesita garantizar la robustez y fiabilidad de los elementos que lo integran. Para salir del estancamiento, el sector requiere ideas y nuevos modelos de negocio. Estos deben facilitar la entrada de nuevos actores e impulsar la innovación tecnológica para hacer frente a los importantes desafíos eléctricos que se avecinan.

A continuación remarcamos algunos párrafos extraídos del artículo del periodista Eugenio Mallol, escrito en El Español y titulado: “Bomba de calor, industria, coche elécrtrico… a innovar en la red”. El artículo describe, a través de la entrevista con expertos y el análisis de informes, alguno de los desafíos a los que se ve sometido el sector eléctrico español. A continuación se exponen algunos párrafos que enmarcan la situación.

Industria 4.0 y descarbonización, ¿van las eléctricas y la regulación por detrás de los avances?

En la industria: “La política de descarbonización de la economía europea -señala el autor- impactará necesariamente en la industria. Esta debe ir dejando atrás las fuentes de energía más contaminantes por soluciones electrificadas. Si no invirtiéramos nada en los próximos diez años en la red, ésta colapsaría”. Pero este escenario no sucederá -según el autor y sus fuentes- “porque se proyectan inversiones milmillonarias”.

Sistemas de calefacción eléctricos en los hogares, ¿se pueden cubrir las demandas de energía en momentos de pico?

En el ámbito de los edificios y los sistemas de calefacción de los hogares: “La progresiva sustitución de los sistemas tradicionales basados en combustibles fósiles, contaminantes y mucho más costosos de instalar en la construcción de edificios, por bombas de calor eléctricas. Porque aquí no hay recarga inteligente que sirva, la amenaza de la coincidentalidad si hace frío resultará simplemente insoslayable”.

Coche eléctrico, ¿es la recarga inteligente una quimera?

Y señala también la preocupación con relación al incremento de la demanda de coche eléctrico. Para ello facilita algunos datos significativos: “Cada millón de unidades nuevas representa un incremento de demanda de energía del 1%. De este modo los cinco millones de vehículos eléctricos que se esperan para 2030 apanas supondrán un asumible aumento del 5%, según los cálculos que se manejan”.

Electrificación de la economía, ¿caminamos hacia nuevos modelos de negocio?

Como conclusión, el autor señala que: “Lo único que hay que tener en cuenta a la hora de concebir las posibilidades de la red ante la electrificación de vehículos, hogares e industrias que se avecina, es que en los núcleos urbanos más maduros la infraestructura eléctrica puede estar en el entorno del 80% de su capacidad. Es decir, casi al límite, muy lejos del 10% de los núcleos de más reciente construcción”.

Por eso, el autor aboga por impulsar “un modelo de negocio que permita afluir a los innovadores para encontrar soluciones basadas en la tecnología, a ser posible alumbradas en suelo español”.

Y la conclusión es clara: “El sector energético es, junto al financiero, el de las telecomunicaciones y el de la obra pública, uno de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis que, bajo el paraguas regulatorio, limita el desarrollo de un ecosistema innovador libre, independiente y desinhibido en España. Habrá que encontrar un modelo de negocio que abra la puerta a la innovación y a la entrada de nuevos actores ante el desafío eléctrico que se avecina”.

Te animamos a que leas el artículo completo. Bomba de calor, industria, coche eléctrico… a innovar en la red (ampproject.org)