ZGR y la transición energética. Escenarios para 2022

Una vez superadas algunas de las dificultades derivadas de la pandemia de la COVID-19, el mundo de la energía se enfrenta en 2022 a una serie de escenarios y retos apasionantes. Estos retos no son ajenos al acelerado proceso de transición energética que afecta al sector. Desde ZGR, como grupo empresarial especializado en el diseño, fabricación, implantación y mantenimiento de soluciones para la gestión integral de la energía eléctrica, queremos sumarnos a la transición energética como protagonistas activos que somos. El objetivo es aprovechar los diferentes escenarios para proponer soluciones que aporten nuevas oportunidades de crecimiento y desarrollo del sector energético.

Crece el consumo de energía tras los efectos de la COVID-19

Vinculada el crecimiento económico, la demanda de energía vuelve a aumentar impulsando su uso a nivel global por encima de los niveles pre-COVID. Por otro lado, la crisis ha modificado los comportamientos y los hábitos de consumo. Esta circunstancia está cambiando los patrones de utilización en los diferentes sectores de actividad. El aumento del teletrabajo y del comercio electrónico y la digitalización de muchos procesos empresariales son ejemplos de tendencias que están transformando el consumo.

En este escenario de crecimiento, en ZGR apostamos por tres mercados con alto potencial de crecimiento:

  • consumo de energía eléctrica para procesos industriales de fabricación.
  • generación de energía solar.
  • transmisión y distribución.

A ellos habría que sumar los mercados de servicios y financiero. Estos mercados permiten la conversión de costes de capital a operativos y modelos de negocio basados en el concepto de “product as a service” o renting tecnológico.

Nos encontramos ante una nueva economía de la energía a nivel global

Esta nueva economía se basa en una energía más electrificada, eficiente, interconectada y limpia. Su aparición es el producto de un círculo virtuoso de acción de las políticas públicas  y de la innovación tecnológica. Y su impulso se apoya en la reducción de costes. Por ello las tecnologías asociadas a las energías limpias y a la energía eléctrica se están convirtiendo en un importante ámbito de inversión y de empleo. Además, suponen un área dinámica de colaboración y competencia internacional.

Dentro de esta nuevaeconomía, ZGR busca su posicionamiento como grupo empresarial especializado. Nos centramos en el diseño, fabricación, implantación y mantenimiento de soluciones robustas, flexibles y productivas para la gestión integral de la energía eléctrica. Somos fabricantes y uno de nuestros elementos de valor diferencial es el servicio técnico local y las garantías de fabricación.

Aumenta la electrificación de los  ciudadanos, los hogares y las empresas

Continúan los avances en la electrificación de la economía y la sociedad. Por ello es preciso garantizar la flexibilidad, la eficiencia y la respuesta a las demandas del mercado eléctrico. En ese mercado, va creciendo el papel de la generación de electricidad renovable, aumenta el número de sistemas de energía solar en los hogares y empresas y se disparan las previsiones de vehículos eléctricos en circulación. Todo ello implica un sistema eléctrico que debe disponer de capacidad adecuada, redes robustas, almacenamiento en baterías y tecnologías digitales que ayuden a responder a la demanda y gestionar de forma segura los flujos multidireccionales de datos y energía.

Desde una empresa como ZGR queremos contribuir a la modernización del sector de le energía eléctrica. Y lo hacemos a través de nuestra alta capacitación en soluciones tecnológicas de almacenamiento, smart grids y ciberseguridad. En el sector jugamos un doble papel. Por un lado somos fabricantes de productos y por otros actuamos como integradores, diseñando soluciones a medida de las necesidades de nuestros clientes. Esta doble faceta nos brinda muchas posibilidades diferentes de ofrecer un valor diferencial a otras empresas.

Las redes eléctricas como base de los sistemas energéticos en las economías modernas

Las redes eléctricas ayudan a equilibrar la oferta y demanda de energía eléctrica, integran las energías renovables distribuidas y refuerzan la flexibilidad del sistema. Durante la próxima década, la inversión en las redes eléctricas debe:

  • mantener y mejorar su fiabilidad.
  • apoyar la transición a las energías limpias.
  • proporcionar acceso a la electricidad a todos.

Esa inversión debe seguir el ritmo de la descarbonización global. Además, el  desarrollo de redes inteligentes contribuirá a aumentar la resiliencia del sistema al distribuir la energía con mayor precisión y gestionar en tiempo real los datos sobre los equilibrios de carga. La digitalización de las redes está aumentando también la preocupación por los temas de ciberseguridad. En este terreno, ZGR ha reforzado su compromiso con la seguridad de las redes al adherirse como CNA (autoridad de numeración en vulnerabilidades). Esta actuación de ha realizado bajo el liderazgo y la coordinación de INCIBE.

Para ZGR las redes eléctricas del futuro  tendrán una estructura distribuida con más peso de las energías renovables. En ellas cobrarán mucha importancia conceptos como los de descentralización, autogestión o autoconsumo. A las redes eléctricas se conectarán múltiples activos físicos y fuentes de energía. Y se convertirán en un sistema muy dinámico y con flujos multidireccionales de energía. Todo ello implica importantes retos para mantener la estabilidad y el rendimiento del sistema, evitando desequilibrios, cortes de energía y otro tipo de perturbaciones. Desde ZGR queremos ser partícipes de ese futuro, garantizando la gestión, continuidad y calidad de suministro. Y también eliminando las interrupciones o perturbaciones en la conversión de la energía, así como ofreciendo eficiencia, robustez y sostenibilidad en nuestras soluciones.

La mayor parte de la nueva potencia instalada en el mundo es ya renovable

En el proceso actual de transición energética, las energías renovables ofrecen múltiples ventajas asociadas a la

  • descarbonización de la economía.
  • lucha contra el cambio climático.
  • mejor calidad del aire.
  • reducción de la contaminación.

Y no hay que olvidar otras ventajas de índole más económico, como la creación de empleo, la disponibilidad de un suministro energético con costes controlados, la reducción de la dependencia energética o la fijación de población en entornos rurales. Destacan en esta tendencia los avances en las tecnologías de soporte a las energías renovables y la importante evolución de los proyectos de autoconsumo.

En ZGR trabajamos para garantizar la óptima gestión de la energía eléctrica renovable y de calidad en toda la cadena: generación, transporte, distribución y consumo. Nuestra apuesta por la creación de valor a través del desarrollo tecnológico y la innovación en energías renovables es una constante. De la mano de clientes y en colaboración con empleados y proveedores, impulsamos un ecosistema diverso y rico en innovación. Lo consideramos imprescindible para que podamos explorar nuevas aplicaciones y modelos de negocio basados en el conocimiento y en la tecnología.

La generación de energía solar es cada vez más barata y eficiente

La energía solar se ha convertido en pocos años en una de las energías más competitivas. La caída de costes, las innovaciones tecnológicas y la digitalización han impulsado el desarrollo de la capacidad solar a nivel global. La reducción de costes de las tecnologías vinculadas a la energía solar está permitiendo igualar el coste de generación a partir de esta fuente con el de otras fuentes alternativas. Conceptos como el autoconsumo y el almacenamiento de energía están contribuyendo también al aumento del protagonismo de este tipo de energía.

Para ZGR, en el sector de generación de energía solar la ventaja competitiva se está trasladando hacia la robustez de la solución (reducción de costes operativos y mejoras de productividad) en lugar de basarse en el coste de inversión. Destacamos aquí dos importantes áreas de actividad para nosotros: las plantas solares para venta de energía y el autoconsumo industrial. Por otro lado, esperamos alcanzar en 2022 la cifra de 1 GW de potencia instalada en plantas solares, lo que nos ubica en un lugar destacado entre los fabricantes españoles de inversores solares y sistemas de media tensión.

Las tecnologías de integración en la red y las redes inteligentes cobran protagonismo

La generación cada vez más segmentada y local de electricidad hace necesario dotar a las redes de distribución de mayor flexibilidad y gestionabilidad (redes inteligentes), especialmente si se trata de energía solar. Todo ello obliga a una mayor integración de los componentes que forman parte de las redes para permitir una mejor y más potente gestión centralizada de operaciones. Las tecnologías de integración en la red incluyen principalmente la transmisión, la distribución y la estabilización de las energías renovables. En todos estos procesos aparecen retos vinculados con las comunicaciones, el telecontrol y la ciberseguridad de los equipos.

En materia de transmisión y distribución, otro mercado importante para nosotros es el correspondiente a aplicaciones de almacenamiento para la regulación de la red eléctrica. Por un lado,  crece la  relevancia de las baterías en los sistemas de almacenamiento de alta capacidad de energía destinados a facilitar la regulación de la red o el suministro en zonas de difícil acceso. Por otro, hay una gran interdependencia entre las baterías y los sistemas electrónicos de potencia que los gestionan. Todo ello anticipa  el establecimiento de grandes acuerdos de colaboración e incluso integraciones entre fabricantes de equipos de electrónica de potencia y fabricantes de baterías.

El autoconsumo como vector de crecimiento de la generación solar

El autoconsumo solar en sus diferentes modalidades (autoconsumo individual o colectivo, comunidades energéticas, autoconsumo industrial, etc.) se configura como un nuevo hábito de consumo de energía eléctrica y un importante vector de crecimiento para la generación de este tipo de energía. Este hábito supone un mercado prometedor a corto y medio plazo, debido a factores como el precio de la energía, los avances tecnológicos en paneles y dispositivos  y el interés de los diferentes perfiles de usuarios. El crecimiento del autoconsumo también impulsa el desarrollo de redes inteligentes, capaces de gestionar un mayor presencia de fuentes de energía solar.

Para ZGR, el mercado de autoconsumo industrial se identifica como un área con alto potencial de crecimiento en los próximos año. Ese potencial está impulsado por los:

  • altos costes actuales de la energía.
  • el abaratamiento de los costes de generación solar y de los sistemas de almacenamiento en baterías (Li-Ion).
  • los modelos de negocio basados en el pago por la energía suministrada (PPAs).

El almacenamiento de energía y la evolución de la tecnología de baterías van de la mano

El almacenamiento en baterías es en la actualidad la tecnología más eficiente económicamente para resolver el reto que plantea una demanda creciente de electricidad con perfiles de consumo diferentes. Estos perfiles tienen que ver con la multiplicación de los vehículos eléctricos y, sobre todo, con la creciente participación en la generación de tecnologías volátiles cuya producción es difícil de gestionar. En paralelo, la rápida evolución de la tecnología y de los sistemas de almacenamiento en baterías (Li-Ion), especialmente por el crecimiento del mercado de coches eléctricos,  está impulsando el mercado del almacenamiento. Por otro lado, las soluciones de almacenamiento también permiten ofrecer servicios más avanzados de regulación, mejorando la gestionabilidad de las plantas eléctricas y su productividad.

En ZGR ofrecemos a nuestros clientes innovadoras tecnología de almacenamiento en baterías, combinadas con la gestión de fuentes de energía solar y con sistemas de control y gestión que optimizan su rendimiento. Este tipo de soluciones permiten:

Todo ello, consiguiendo en muchos casos importantes ahorros de costes.

El hidrógeno verde como alternativa energética a largo plazo

El hidrógeno verde, como complemento de otras tecnologías de descarbonización (energías renovables, biocombustibles o mejoras en la eficiencia energética), ofrece una opción a largo plazo, escalable y rentable para reducir de forma profunda las emisiones actuales de CO2. Dos son las principales claves para mejorar esa rentabilidad: la reducción del coste de producción de los electrolizadores necesarios, vía la generación de economías de escala, y el incremento sostenido del precio de los derechos de emisión de CO2.

Otra importante barrera que tiene que ver con el hidrógeno verde es su distribución y almacenamiento. En este terreno es donde ZGR tiene mucho que aportar. Como empresa tecnológica capaz de diseñar y fabricar equipos diversos de electrónica de potencia, en ZGR consideramos importante tomar posiciones. Queremos participar en el parque de proveedores de los fabricantes de equipos relacionados con el hidrógeno verde. Debido a que las tecnologías involucradas son diversas, es muy posible que surjan iniciativas colaborativas (“joint ventures”) con objeto de abordar los retos de diseño y constructivos de sistemas que integran tecnologías tan diversas. Aunque se trata de un mercado con potencial a largo plazo, apostamos por seguir su evolución y estar bien posicionados cuando explote.

En definitiva, buscamos agilizar la respuesta de la empresa a los escenarios de la transición energética que se plantearán en 2022, a través de soluciones orientadas al mercado. Queremos ser un habilitador de nuevos modelos de negocio, mediante un eficiente uso de la tecnología en áreas estratégicas. Smart grids, almacenamiento, energía solar y calidad de red son algunas de ellas. La reciente ampliación de capital social de 4,6 M€ para reforzar nuestros planes de crecimiento nos permitirá cerrar 2023 con un incremento en tres años del 234% en la cifra de negocio.